Cabecera
Calvela, 1. Vilamor-MONDOÑEDO (LUGO) - 619 916 341 - info@acasademanas.com
facebook twitter

Libro de Visitas

Escriba su comentario


18 Comentarios

  • Un fin de semana muy tranquilo, todo muy limpio y los propietarios te tratan como de la familia, aaaa y esa empanada de tortilla que no nos fuimos sin comer.
    Algo muy importante para nosotros es que pudimos tener con nosotros a nuestra perrita que también disfrutó de correr por el campo sin correa (aunque en medio de la hierba casi no se ve) jajaja
    un saludo

  • Hola Chus! Nuestra vida es un desastre, pero un desastre perfecto en el que como pareja nos compaginamos como podemos y disfrutamos del poco tiempo que nos deja nuestro trabajo (yo trabajo jornada partida con un horario nunca definido y el que hoy en dia es mi marido, y para siempre, espero, lo hace de noche). Estos dias han sido maravillosos…..¡Conseguimos olvidarnos de todo y disfrutar de nosotros mismos y de nuestro reciente miembro de la familia!¡Muchas gracias por acogerlo con los brazos abiertos!
    GRACIAS, GRACIAS Y GRACIAS por proporcionarnos una estancia perfecta, ideal e inmejorable y gracias por ser una maravillosa anfitriona.
    Volveremos……Buena falta nos hara viviendo nuestra feliz y caotica vida.
    Besitos de todo corazon desde Vigo…..

  • — Gracias por vuestras atenciones, el lugar idilico, el personal magnifico y la propietaria un amor.
    — No os perdais el restaurante familiar, un escelente lugar y no dejeis de probar la tortilla, algo fuera de lugar.

  • El entorno de primera, la casa un lujo y lo mas importante la simpatia y amabilidad de Chus. Tambian queremos destacar lo bien que se come en el restaurante familiar, y la amabilidad y el saber estar de los familiares de Chus, quienes dan un servicio familiar y de calidad, siendo de destacar su plato estrella, la empanada de tortilla, una verdadera delicia que no debe de dejar probar cualquiera que se acerque al lugar.
    Y como dijimos amenazamos con volver.
    Un saludo Miguel y Belén.

  • — El lugar fantastico, la atención inmejorable y de Chus que decir todo en ella amabilidad alm igual que toda su familia.
    — El que tenga intención de ir que no se lo piense y que pruebe las comidas del restaurante familiar, sobre todo la empanada de tortilla,
    — Recibir un fuerte saludo y lo dicho, AMENAZAMOS CON VOLVER.

  • Gracias por todo. El servicio era realmente bueno. Elogios para el personal.

  • acabo de estar este puente de santiago ,nunca habia estado en una casa rural ,y me ha sorprendido ,me decidi porque me aceptaron con dos perros ! que no es facil ! y la verdad es que ha sido un acierto ,la dueña una persona con un trato muy cercano y familiar ,te hace sentir a gusto ,la casa preciosa ,el dormitorio y baño grande y muy muy limpio todo ,el entorno tranquilo ,relajante ,todo un placer ,para volver sin dudarlo

  • Chuss !! que bien te quedo !! mi enhorabuena , así esta mucho mas clara y se navega de otra forma , me alegro de que poco a poco vayas consiguiendo todo lo que quieres para que sigas así de feliz.
    Saludos.

  • COMO EN CASA
    Una de las cosas que normalmente se valora mucho (y que es muy complicado de encontrar por otro lado) cuando haces una escapada, un viaje, etc, es que en el sitio donde te alojes, te encuentres igual de cómodo y agusto que en tu casa. Pues bien, esto fue lo que nos sucedió a mi marido y a mí en A Casa de Mañas.
    El hotel es un antiguo pazo que se encuentra rodeado de vegetación, por tanto, la tranquilidad es absoluta, lo único que puedes oir es a los pájaros, el agua de los riachuelos, pero poco más, lo cual lo hace perfecto para desconectar y relajarte.
    En cuanto a las habitaciones, son muy confortables, decoradas con buen gusto y la limpieza es excelente.
    El hotel dispone de un restaurante que está a 300 metros donde se sirven los desayunos que vienen con el precio de la habitación. ¿Qué os puedo decir de los desyunos?, ¡¡buenísimos!!. El restaurante es bastante conocido por la zona según pudimos comprobar y la cocinera ha recibido diversos reconocimientos, y no es para menos. Podréis elegir entre un surtido de repostería casera o, bien si preferís salado, podréis pobrar la super tortilla de patatas, la empanada de carne o la empanada de tortilla. El café también muy bueno. Y si queréis, en el restaurante también sirven comidas.

    Otro motivo por el cual nos sentimos muy como en casa fue la amabilidad de Chus ,la dueña, asi como de sus padres, a la cual queremos dar las gracias desde aquí.

    Por último, el hotel se encuentra en un punto estratégico si lo que queréis es conocer Lugo, en general se encuentra a menos de una hora de los sitios, pueblos, playas, etc más importantes.

  • PERFECTA!!!
    Con buen acceso, una rehabilitación cuidadisima y una decoración esmerada que la hace muy acogedora, el salón posee soluciones muy ingeniosas que lo hacen muy bonito, si añadimos el fantastico desayuno,la cálida y familiar atención de Chus y su familia , la convierten en un sitio perfecto para una estancia

  • EXCELENTE
    La casa rural y sus habitaciones son preciosas. Están decoradas con muy buen gusto. Los desayunos estupendos (!como está la tortilla¡) Nos quedamos con ganas ganas de comer en su restaurante, las comidas deben ser espectaculares. Chus, su hijo Braulio y sus padres son estupendos con su hospitalidad hacen que te sientas como en casa. Un beso para todos de Yolanda y Julia.

  • COMO EN CASA!!!
    Hemos pasado unos días fantásticos en A casa de Mañas. Hemos estado como en casa, tanto Chus como su hijo y sus padres son gente muy amable y simpática. La casa muy limpia, el entorno muy tranquilo y bien situada. Volveríamos sin dudarlo.
    Un saludo muy afectuoso para todos los de la casa de parte de los sorianos. Susana y Enrique.

  • HOSPITALIDAD
    La atención de Chus, la propietaria, es formidable: familiar, atenta, pendiente de que todo esté perfecto y que puedas dedicarte únicamente a disfrutar. La casa es confortable y acogedora. Además la situación de Mondoñedo te permite estar a unos minutos de la playa y a un paso de Santiago. Merece la pena conocer A casa de Mañas y probar sus empanadas.

  • BUENOS ACABADOS Y AMPLITUD, LO MEJOR EL DESAYUNO
    Estuvimos tres días de Agosto de 2006, lo dicho, la casa con muy buenos acabados y habitaciones muy amplias. El resto de la casa no parecía del todo disponible para los huéspedes. Lo mejor, el desayuno en el restaurante de la familia, concretamente de los padres, no dejéis de probar la empanada de tortilla de patatas, genial.

  • IMPECABLE
    Solo pasamos una noche en esta maravillosa casa y ya tenemos ganas de voler, nos supo a poco.
    Qué buen gusto en la rehabilitación y decoración de la casa. Un 10.
    La amabilidad de Chus, de sus padres, y de la señora de la limpieza nos hizo sentir como en casa. Volveremos!

  • UN FIN DE SEMANA MARAVILLOSO
    Estuvimos un fin de semana largo en septiembre en ” A casa de Mañas” yo sabía que nos iba a gustar pero no imaginaba cuánto. Ya sé que es un sentimiento compartido, todos tenemos algún sitio, algún lugar en el que nos sentimos ya vividos, arropados por no se sabe qué vivencias anteriores, algunos lo llaman “déjà vu”. No hay palabras para agradecer el cariñoso trato, las comodidades, la cocina maravillosa de Mary, la belleza de los interiores (qué gusto tan exquisito Chus!) y de los exteriores -el entorno es maravilloso- sin olvidarnos de la señora de la limpieza que les sirvió de “guía” a nuestros hijos pequeños…Ya soñamos con volver…Un abrazo muy fuerte, Chus.

  • UNA MARAVILLA, COMO SIEMPRE
    Qué os vamos a decir a estas alturas, después de repetir en vuestra casa cuatro veranos ….. pues que seguimos encantados con todo, con la casa, con la comida, con el lugar, con los alrededores y sobre todo encantados con todos vosotros. Que ya sabéis que os queremos un montón y que esperamos seguir disfrutando de las vacaciones en vuestro maravilloso rincón durante muchos años más. Mil besos, sobre todo del rey de la casa … Joel que lo primero que dijo al llegar a Madrid fue “mamá ¿ por qué se acaban las vacaciones ?”. Hasta pronto.

  • INEXPLORADA

    Estuvimos tan sólo una noche, por lo que creo que no apreciamos en todo su esplendor. Por la mañana descubrimos que tenía una terraza cubierta preciosa y muy buenas vistas.

    Sin embargo, en nuestra corta estancia, descubrimos algunos detalles, unos buenos y otros menos buenos.

    Entre los buenos cabe destacar la atención recibida por la dueña y su paciencia (nos perdimos bastante y la llamamos varias veces para que nos indicara). Además la habitación era bonita y el comedor precioso. La zona es muy tranquila.

    Entre los defectos destacaría que es bastante difícil llegar (sobretodo de noche y con obras). Debería indicarse que la entrada es por donde el restaurante. Además, el desayuno fue muy cara. Es cierto que la dueña nos advirtió del precio y que todo era casero; pero en otros hoteles también ofrecen desayunos caseros por menos dinero.

    Aún así, creo que nos quedó mucho por descubrir.

Escriba su comentario

*